09 julio, 2017

El tesoro de Cecilia

En el cansino ritual de evitarme
me tropecé con vos...
estaba tan distraido en mi rumiar cotidiano que ni siquiera pude preveer tu regreso...
Me tomaste por sorpresa... me abdujiste, me transportaste a ese bosque encantado, a esa tarde soleada.
Y no pude más que cerrar los ojos y dejarme llevar...

Y al salir de la ballena, me alejé, extasiado, y caminando hasta el submundo, experimenté el cambio: era capaz de llorar de alegría, reir hasta las lágrimas.
Hoy, en sintonia con el aire de reondenamiento y cambio, le di una lavada de cara a mi hogar, y me ocupé de lo doméstico.
Y asi ¡hasta hice un biscochuelo de limón! Y para peinar los nervios, me tomé un tilo y, como un púber nervioso, me fui a tu encuentro: para colmo de males, ¡llegué demorado! Pero esos segundos de magia juntos bien valieron  tantos años de espera. No paraba de sonreir esta noche. Llegué a casa y no pude contener la emoción. Asi que me puse a cocinar, miré una película, canté, miré otra película sin casi notar que me habían plantado... y cuando me vine a acostar, me detuve, respiré hondo y me dije: "¿Viste que siempre estuvo ahí, esperandote? Era cuestión de ir a buscarla..."
Gracias, Cecilia, mi Santa predilecta. Hoy me permitiste que nos reencontráramos. Y fui y soy feliz de nuevo.

23 junio, 2017

Wherever I go

Fuckin viernes de invierno y ausencia...
Recorro esa playa, repleta de chanchitos chinitos, que al ir y venir en un frenético andar desordenado, dibujan en la arena 3 letras que el agua borra en cada ola: GIE... promesas nunca más incumplidas... eternidad vacía...
Maldita soledad...
Sólo quedaron mis fantasmas, los tuyos, los nuestros... y afuera, el sol tiene otro rostro. La lux se fue... ya no queda más que oscuridad y un torbellino de nombres que desfilan por la puerta de atrás.
Aaaa... Fortaleza...


03 mayo, 2017

Basta... y adiós ... (?)

Ayer se recostó en el amor
y hoy se despertó congelado,
cubierto por hojas resecas,
los párpados, sellados,
los oídos, tapiados,
las manos ansiosas...
el corazón detenido mientras
el vacío marcando el ritmo
y tu ausencia...
ocupaba toda la habitación...
No. Ya no queda(ba) más espacio
para el amor...
Ahora, sólo quedó la realidad gritona
que con sus aristas afiladas
lacera el recuerdo oxidado
y mantiene los surcos profundos
y la sangre, sigue emanando...

¿A dónde va el amor cuando muere?
¿Dònde se entierra el recuerdo
mientras aún respira?

Solo Israel se quedó,
acariciando una foto vieja,
escuchando impotente
una y otra vez al amor
gritando, desesperado,
lejano,
desfigurado,
ego(ísta)...
desde otro lado.

17 enero, 2017

Viendo derrumbarse mi cielo

MALDITA LA MENTIRA
Maldito el miedo
Maldito el orgullo
Maldita la curiosidad
Maldita la cobardía
Maldita la desconfianza
Maldita la inseguridad
Maldito yo entre todos los hombres
por haberte perdido.
Hoy, fecha desgraciada capicúa
el último día de nuestra vida JUNTOS. 
¿Y ahora?
Sólo queda el silencio de muerte.
Y la soledad.
Ojalá...
...PERDON, mi amor...


Buenos Aires, maldito 17 de enero de 2017

13 septiembre, 2016

Ropa ajustada pero a la moda

Cuando se descongelan los sueños
y se pone el HORNO a andar
cuando se amasa la vida,
se necesita tener a mano

AGUA templada:

no sirve muy caliente...
quema, asfixia y sofoca...
tampoco helada... sino agradable al tacto.

Las 3 damas de blanco:

HARINA... finamente molida 

con humildad y la paciencia
de todos los ceros a cuestas,
con pureza, no pálida, sino blanca.

SAL... eso que le da personalidad,
lo cotidiano, pero que si falta, falta todo.

AZUCAR... pizca, pequeña pero suficiente.

MANTECA O GRASA... aquello terrenal

aquello que no nos enorgullece,

pero que convive con lo virtuoso.

Y una de las esenciales...

LEVADURA. Si es fresca, mejor...
...vida sensible al calor y al oxígeno,
capacidad de multiplicar lo bueno,
de creer que se puede,
de hacer crecer.
Y para ir promediando...

MANOS... cálidas, dispuestas.
Sensibles a la humedad...
Empáticas a las texturas...
Ágiles, inquietas, ociosas.
Flexibles a los cambios de humor,
Atentas a los cambios de forma.

TIEMPO y PACIENCIA...
Soldados aliados, incansables...
Y luego de las temperaturas extremas
de la increíble alquimia de los elementos
nace este amor...

Concebido antes de entreverarse rostros
precalentado los corazones
predispuesta la sangre, líquido vital
para que se mezclen
esencias, sabores
nutridos de colores y aromas,
fermentando así un amor,
el NUESTRO,
cuidadosamente amasado,
esperado pacientemente que crezca,
que madure y se fortalezca,
ganando elasticidad y forma.
Y luego de casi 12 meses...
nos sentemos a nuestra mesa
y brindemos, riendonos, cómplices
sabedores de que esta aventura
recién comienza.
Feliz casi 12 lunas,
Lux de mis ojos.
Mi amor.

Buenos Aires, a 2 semanas de decirte: Feliz aniversario, amor mio...

07 junio, 2016

Casi 9 lunas de lux


Durante casi 9 lunas de latidos perseverantes
el corazón de Israel viene desbordando alegría
y todo su cuerpo se estremece, vibra, se ensancha
al compás de sueños que día a día, lo expanden
cual torre prolija de ladrillos, se yergue
y afianza sus cimientos, en elementos básicos:
amor, fidelidad, confianza, compañía...


Pero esta empresa no está exenta de barros y leña seca...
de hecho, es parte de esa esencia que 
al explotar, mantiene viva la llama
y crepita, rebelde ante la paz 
de la complementación armónica de las almas.

Por momentos, de hecho
el fuego chamusca las pestañas
y pone al rojo vivo la carne...
Pero al mismo tiempo, purifica las máscaras,
derriba los fantasmas decenarios
y desnuda prejuicios,
revistiendo de poder a los seres.

Vocación de vivir
mas nunca más de sobrevivir.
De trascender, de destacarse, de sobresalir
aunque no a expensas de otro, 
sino del propio sudor...
lágrimas, cada vez más esporádicas...
moretones... a veces duelen, 
especialmente los días de tormenta.
Pero los miembros también se endurecen,
se tonifican las voluntades,
se hipertrofia la confianza,
se desnutren los miedos.

Ah...yacer, extasiado, mirando tu cielo,
recostado junto al calor 
de la fusión de los cuerpos, 
único testigo de esta eternidad... 
no existen palabras humanas...

Mi tesoro, mi amor, la Lux de mis ojos...
te extraño tanto...
y aunque me queje de lleno...
te he tenido a diario todo este tiempo...
y porque sé que estás cerca, de pie, fiel
miro al cielo del cuarto y busco tu estrella...
y siempre encuentro tu sonrisa... mi lucero.

08 octubre, 2015

Aprendiendo a volar

Llueve... desde metro y pico
escurre en alud el polvo acumulado
en lustros, concentrado,
tras desengaños y desusos
y se descubre, fresca, tras la quebrada
la entrada amplia
hacia las profundidades de la cavidad
poblada de rocas blancas,
prolijamente gastadas,
sincera, afectuosa, sonrisa REAL.

Dando saltos avanzaste entre nubes
soñando que se amigaban con tus sueños.
Bailaste, cantaste, silbaste feliz
entretejiendo las manos con las suyas.
Recorriste sus bordes sin prejuicios
derrochaste miradas sentidas
sentiste.
Amor?
Bienvenido!
Antesala de una estación de dicha
preámbulo de una primavera feliz
Vertiginosa caída del óxido
que alegre se entrega
y fertiliza los pies satisfechos
orgullosos de haber alcanzado a sus pares
dispuestos a descansar.
Por fin.

Amanece, se desarma y sangra el cielo
mientras triunfante se eleva el astro
Florece en el pecho una rosa
y se ensancha el amor
abarcándolo todo, inundando
NOS.

Ya no quedan dudas en pie, testigos
infinitas madrugadas desveladas
le llegó la primavera al corazón.
Prendado quedó del sol
y a pesar del viento y el precipicio
se animó el hombre a saltar
Y entonces se hizo el milagro:
aprendió a volar hacia la luz
Y a no temer NUNCA más.

Mendoza, una noche de invierno en primavera, abrazando al amor, por fin...