25 marzo, 2006

Plegarias de un gorrión que se apiadó


Israel está solo
sus teléfonos yacen clausurados, mutilados
abortadas las misivas antes de ser concebidas
el buzón famélico, agoniza.

La nada forra las paredes
de su vida insulsa y desteñida
mientras la puerta de entrada,
masoquista en vigilia espera,
siquiera uno, algún puño conocido.

Un mutismo envenena sus venas
mientras sus oídos, velados
y sus ojos cosidos,
ya ni con la tevé matan el desconsuelo.

Las sábanas incendian su espalda
y la almohada confabula con sus pesadillas
para apoderarse de su paz
y clavarle la bandera a su orgullo.

Le arden las culpas,
lo agarrota el pasado
ni soñar puede porque hace tiempo
que enterró la voluntad
que dobló sus metas y las guardó
en el último cajón del placard.

Israel, ¿qué tienes?
¿por qué nadie puede alegrarte?
¿es dolor? ¿es temor?
¿tal vez sufres por amores frustrados?
¿o quizás te faltan amigos que te abracen
y te sobran prejuicios que te recluyen?

Quisiera arrancarte de tu letargo
pero te nacieron raíces
son tus cabellos, que temen arriesgarse
y como hiedra te fijaron a la cama,
tentación perezosa de postergar la vida.

¡Oh, Israel, has engordado tanto...!
es que roíste todas tus penas.
Y al beberte tantas lágrimas
te volviste líquido, inconsistente
montículo impotente, alma endeble.

Ojalá miraras por tu ventana
así verías que en tu jardín
todas las mañanas se elevan plegarias
más allá de un rosal desnudo.

Es un gorrión que te entrega
sus pulmones, sus fuerzas
y desde un espino mirando al horizonte,
espera.

Buenos Aires (si supiera Israel quién es ese gorrión...)

12 comentarios:

palabraserrantes dijo...

Me sorprendiste (aunque debería decir que, luego de leer tus comentarios en mi blog,no tanto;
con estas palabras mezcla de belleza y dolor para esa tierra.
Lúcidas y dolorosas, sí.

Me prometí dar las gracias a cada uno en su blog, y lo estoy haciendo. Gracias por abrime tus ventanas con tu llegada.
Un abrazo.

Plumestosa dijo...

Oye que lindo!!!

quien será ese gorrión.....
Israel, pobre israel... me dio pena eso de que ni soñar puede.... donde se vende la vluntad??? como hacer para recuperarla??
saludos y un abrazo gigante

Enigmática dijo...

Volárá, un día volará y no recirdará tanto dolor...

Yiara Sofía dijo...

Quedo prendada con las plabras e imágenes. Me tomo la libertad de añadirte a mi espacio para leerte a diario!

Noa- dijo...

Bellas palabras volando en círculos concéntricos entre el dolor y la esperanza.

Saludos

Cazadora de almas dijo...

Sencillamente precioso, lindo de verdad...

Besitos!

WALDE dijo...

Aplicable a muchos casos... Me pregunto cuantas veces nadie escucha el dolor que nos rodea...

Rafa dijo...

Gracias por tu paseo por mis playas y gracias por tus palabras.

KAMELAS dijo...

Gracias por tus palabras en mi blog. Consideralo tu casa, puedes entrar sin llamar.

Triste existencia la de ese tal Israel, aunque no es de extrañar con ese nombre maldito, sinonimo de odio y de destruccion ..

Opalo dijo...

Hermoso...tienes una sensibilidad exquisita.
Un abrazo

Darilea dijo...

Un blog precioso. Me gustó muchisimo la poesía te felicito
Un besito.

elogio_del_horizonte dijo...

Nada que te sigo de cerca jiji,otra ves lindo lo que lei
besos