06 febrero, 2006

Y la Culpa dijo: "Que sea Miserable". Y así fue...


" Cuando intentas borrar una huella que dejaste en la arena con el mismo pie, sólo logras hacerla más profunda ".




A veces la culpa te hace olvidar el pecado concreto que cometiste, convirtiéndose en una verdadera obsesión que te va devorando y consumiendo cada vez más rápido. Ella reemplaza todo lo bueno de ti y te maneja a su gusto.
Es preciso arrancarla de raíz antes de que se apodere de tí.

1 comentario:

encina dijo...

¡Esto sí que es para no olvidarlo nunca! Tomaré nota, Jinete; gracias por compartirlo.
Cariños.
encina